CAMBIOS OCULARES EN EL EMBARAZO

Durante el embarazo toda mujer soporta importantes cambios hormonales que afectan al metabolismo. A nivel ocular puede sufrir cambios fisiológicos (atribuibles solo al embarazo) pero también puede presentar patología inducida o asociada al embarazo y sufrir agravamiento de enfermedades oculares previas.

Blog Oftalmologia Infantil Doctora BerralNos vamos a referir a los cambios fisiológicos que puede sufrir la embarazada relacionados, fundamentalmente, con el cambio hormonal y la retención de líquidos:

  • La retención de líquidos a nivel de la córnea y cristalino puede producir cambios de refracción y acomodación. Estas alteraciones se resuelven a los pocos meses del parto, por lo que no se deben hacer cambios de gafas o lentes de contacto hasta pasados 6 meses de dar a luz.
  • La cornea puede presentar también disminución de la sensibilidad corneal a partir del 4º mes.
  • Alteraciones de la película lagrimal provocando ojo seco que junto con los cambios corneales, puede empeorar la tolerancia a las lentes de contacto.
  • A nivel conjuntival pueden aparecer gránulos en venas subconjuntivales por la disminución de flujo y espasmos en las arteriolas durante el tercer trimestre.
  • También puede producirse hipermelanosis palpebral o cloasma, junto con la pigmentacion en otras partes del cuerpo.
  • La presión intraocular disminuye durante el embarazo en todas las pacientes, tanto normotensas  como hipertensas, principalmente en la segunda mitad y continúa 2 meses después del parto, debido a la mayor facilidad de drenaje a través de la vía úveoescleral por el descenso de presión venosa epiescleral.

Aparte del ojo seco y la alteración de la sensibilidad corneal, la mujer embarazada puede tener un aumento en la graduación miopica (miopía de embarazo) aunque la causa de este aumento no es bien conocida. Por todo esto no se debe realizar cirugía refractiva ni cambios en gafas o lentillas durante el embarazo.

Hay otras patologías relacionadas con el embarazo y  algunas  patologías preexistentes que pueden empeorar debido a los cambios de la gestación,  que comentaremos en otra entrada.

Todas estas modificaciones y alteraciones oftalmológicas que pueden tener lugar durante el embarazo, pueden ser exploradas de forma incruenta y sin riesgos para la embarazada ni el feto, por lo que es conveniente una revisión oftalmológica ante cualquier síntoma ocular (incomodidad, vision borrosa…) durante el embarazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s