GAFAS DE SOL PARA NIÑOS

Es aconsejable que los niños pequeños lleven gafas de sol ya que sus ojos son muy sensibles y vulnerables a las radiaciones solares, debido a las características de sus ojos:

En primer lugar las pupilas infantiles son más grandes que la de los adultos, algo que facilita que pueda entrar mayor cantidad de luz y rayos UV.

Gafas de sol para niños - Blog oftalmologia infantil doctora berral yeronLa segunda razón es que el cristalino esta aun sin desarrollar y tiene una función de filtrado más deficiente.

En tercer lugar el ojo del niño tiene menos pigmentación en los tejidos oculares, y por tanto menos protección frente a la radiación UV

Existen además situaciones especiales que suman factores de riesgo, como la altitud (la radiación solar aumenta un 15% cada 1.000 m. de altura) o las superficies reflectantes (la nieve refleja el 80% de los rayos UV). Estas sobreexposiciones pueden provocar importantes lesiones como queratoconjuntivitis, lesiones del cristalino, daños en la retina… y aunque estas lesiones no las detectamos tras un día de exposición solar, si podemos observar algunos síntomas indicativos de daño ocular como son lagrimeo, enrojecimiento, inflamación de los párpados, visión borrosa, sensación de cuerpo extraño, fotosensibilidad…

Las gafas de sol protegen ademas del viento y de la entrada de posibles alergenos pero aún con gafas de sol, los niños nunca deben mirar al sol directamente y se debe evitar, en la medida de lo posible, la exposición entre las doce del mediodía y las cuatro de la tarde.

CONSEJOS PARA COMPRAR UNAS GAFAS DE SOL INFANTILES:

  • Deben ser de buena calidad, homologadas, que filtren el 100% de los rayos UV, lleven el sello CE y provengan de un establecimiento de garantía.
  • Las monturas deben ser de plástico ya que es la mejor opción por durabilidad, comodidad, ligereza y coste. En el caso de que el niño tenga la piel sensible, existen monturas fabricadas con materiales hipoalergénicos.
  • Tener un buen sistema de agarre seguro, ya que es frecuente que las gafas se deslicen hacia abajo, al tener los niños la nariz pequeña. Existen modelos de gafas de pasta que incluyen puentes invertidos o anatómicos que se adaptan mejor a la nariz infantil y algunos modelos incluyen terminales ajustables (la parte de la patilla que queda detrás de la oreja) y varillas flexibles hacia el exterior para que no aprieten y se ajusten mejor a la cabeza del niño. Las varillas flexibles, además, conllevan menor peligro de rotura
  • La lente debe ser de policarbonato, un tipo de plástico muy duradero, flexible y moldeable que lo convierte en un material perfecto para los peques, ya que los niños suelen estar más expuestos a golpes y caídas y un cristal frágil sería muy peligroso para sus ojos. Los cristales orgánicos también son ligeros y prácticamente irrompibles aunque son más sensibles al rayado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s