PRESBICIA

Para que la visión tenga lugar, la luz debe atravesar la córnea y el cristalino y llegar a la retina que será la que transmita la imagen al cerebro a través del nervio óptico. El cristalino cambia continuamente su forma para enfocar la luz de  los objetos que están a diferentes distancias respecto del ojo.

Sigue leyendo

Anuncios