LA OBSTRUCCION  DE LA VIA LAGRIMAL EN NIÑOS

Los ojos del niño no deben tener lágrimas ni legañas porque el sistema de drenaje lagrimal debe funcionar bien desde el nacimiento. Cualquier lagrimeo excesivo nos indica que la vía lagrimal no funciona bien. La obstrucción de vía lagrimal es una patología muy frecuente en los bebes y en la mayoría de los casos se debe a un retraso en el desarrollo de la vía lagrimal.blog-oftalmologia-obstruccion-via-lagrimal-infantilLa vía de evacuación de la lágrima parte de los puntos lágrimales que están en los párpados y va hasta la nariz, donde se abre mediante una válvula al final del conducto nasolagrimal. Esta válvula debe abrirse durante el periodo fetal y cuando esto no sucede la vía queda obstruida y el bebé tendrá legañas, lagrimeo y conjuntivitis de repetición.

En la mayoría de los niños esta vía se abre en de los primeros doce meses de vida, entonces hablamos de curación espontanea.

El diagnostico se realiza por los síntomas clínicos ya que normalmente no se hacen exploraciones complementarias. En los niños más pequeños predominan las legañas y las conjuntivitis de repetición y en los más mayorcitos disminuye la secreción y aumenta el lagrimeo.

El tratamiento depende de la edad: En menores de un año, debido al alto índice de curaciones espontaneas, generalmente se recomienda tratamiento conservador. Son muy importantes las limpiezas con suero fisiológico de ojo y de la nariz y durante los primeros meses debemos realizar masajes sobre el saco lagrimal.

En niños mayores de un año o en menores con patología frecuente y grave que  no curan con el masaje, se indica tratamiento quirúrgico. Tenemos varias opciones que se realizan bajo anestesia general (inhalatoria) y de forma ambulatoria. Usaremos la más indicada dependiendo de la edad y del tipo de obstrucción:

SONDAJE: se realiza pasando una sonda desde el punto lagrimal hasta el final del conducto nasolagrimal en la nariz. Repetiremos varias veces y con sondas de diferentes calibres. Con esto se abre la vía y se cura el niño.

INTUBACION: después de hacer el sondaje se deja colocado un tubo de silicona para evitar que la vía se vuelva a cerrar. El tubo queda anclado en el punto lagrimal y normalmente no molesta ni se nota. Pasados 2 meses se retira en la consulta sin necesidad de ingreso.

DILATACION: Usamos un catéter balón de dilatación que provoca una dilatación forzada de toda la vía lagrimal y lo controlamos con un endoscopio desde la nariz.

Hay un bajo porcentaje de niños que no responde a estos tratamientos y en ellos hemos de realizar una cirugía más compleja DACRICISTORRINOSTOMIA que precisa ingreso hospitalario, anestesia general y suturas.

Aconsejamos limpiar las legañas de los bebes, aplicar bien el masaje sobre el saco lagrimal aunque sea difícil y mantener las uñitas cortas para evitar que se arañen la cornea y puedan producirse infecciones corneales de muy mal pronóstico en niños pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s